A casi un mes de la detención del profesor de música del Jardín de Infantes 915 del barrio Las Tunas de Tigre, acusado de haber abusado de al menos cinco alumnos, los docentes del distrito volvieron a pedir la liberación de su compañero y a denunciar falta de “garantías” para el detenido y para las docentes que trabajaban en la institución y aseguran que es imposible que los delitos hayan ocurrido en el lugar. Además, las maestras denunciaron que la Dirección General de Escuelas no arbitró las medidas de contención para las docentes del jardín ni realizó una reunión con ellas. Mientras tanto, el fiscal de la causa sigue sin llamarlas a declarar para sumar su testimonio como prueba en la causa.

Ayer, el profesor de música volvió a declarar en la Justicia luego de que se realizaran fueran sometidos a Cámara Gesell dos de los niños presuntamente abusados. El acusado ratificó su inocencia. Los docentes aseguran que en la institución es imposible que hayan ocurrido los abusos porque es un edificio vidriado, y que el profesor de música nunca estuvo solo con los niños, sino siempre permaneció acompañado por alguna maestra, tal como indica el protocolo escolar. Además, señalan que jamás fueron llevados al baño por el docente. 
Desde el sindicato de Suteba Tigre convocaron ayer a una marcha hasta la Jefatura de Educación de Tigre, para pedir contención para las maestras, y luego hasta la Fiscalía especializada en Violencia Familiar y Abuso Sexual de Tigre, a cargo del fiscal Marcelo Fuenzalida, para reclamar por la excarcelación del maestro acusado. 
“La Dirección General de Escuelas no cumplió con las medidas de resguardo y aún no les dio otro destino de trabajo a las compañeras del jardín, tal como se habían comprometido”, señaló Elisa Salgado, secretaria de Cultura y Educación de Suteba Tigre. Y reiteró que su reclamo es porque se haga Justicia por los chicos abusados, pero con garantías para los docentes. “El fiscal actúa sin llamar a declarar a las compañeras y sin tomar otras pruebas, sólo marcando a un culpable antes de investigar qué ha pasado con los chicos. Si no se dilucida la verdad, esos chicos siguen vulnerados”, agregó.
Desde el círculo de las mamás de los niños, que desde que el fiscal les pidió no hablar más con los medios no volvieron a hacer marchas ni declaraciones, aseguraron que se comprobó que al menos tres chicos fueron violados y dos manoseados, y que el profesor se encuentra detenido en un penal esperando el proceso. Los docentes, en tanto, piden su liberación y que el acusado espere el proceso en libertad porque no existe riesgo de fuga.
La movilización docente, de la que también participaron miembros de Suteba La Matanza y Mar del Plata -donde denuncian que hubo casos similares- comenzó a las 9 de la mañana desde la estación de tren de Tigre, y desde ahí se marchó hasta la Jefatura distrital y luego a la Fiscalía.